15 octubre, 2013

23 noviembre, 2010

Próximamente una convocatoria....



Próximamente: emisión de una convocatoria para las personas originarias de los pueblos de México o que conserven rasgos culturales de nuestros ancestros. ¡Pendientes!

01 febrero, 2007

Contexto nacional y local




Nuestro país representa una clara muestra de una gran diversidad cultural y lingüística; aquí, confluimos millones de mexicanos, con diferentes culturas, lenguas, géneros, religión, etc, además, donde niños, jóvenes, adultos, ancianos, mujeres y hombres interactuamos constantemente. Sin embargo, en esta interacción permanente, las asimetrías socioculturales y lingüísticas son las que hasta ahora han limitado el desarrollo equitativo de nuestra sociedad. La desigualdad, la marginación, la discriminación, etc., son factores que sin duda dificultan nuestra convivencia armónica
como mexicanos, por ello, es menester que todos transitemos hacia el reconocimiento y encuentro con nuestra diversidad.
Debemos trabajar en un proyecto de nación que pretenda superar la exclusión; donde ya no debe haber lugar para la discriminación cultural, étnica, de idioma, de género, de edad, de religión, ni de ideología.

QUIÉNES SOMOS LOS MIXTECOS.

Es un conglomerado de habitantes que ocupan una región geográfica denominada La Mixteca, que abarca aprox. 40 000 km2 en los estados de Guerrero, Puebla y Oaxaca. La Mixteca de Oaxaca tiene tres subregiones lingüisticas: la Mixteca Alta y Baja, la parte Baja abarca una porción conocida como Mixteca de la Costa, situada en la vertiente del Océano Pacífico.
En Oaxaca, los mixtecos ocupan 189 municipios que pertenecen a diferentes cabeceras distritales. Las lenguas indígenas que se hablan en La Mixteca, además del mixteco, son el triqui, el amuzgo, el chocho, el nahua y el ixcateco. El territorio mixteco se encuentra en el llamado "paquete montañoso" de Oaxaca, en las ramificaciones de la Sierra Madre del Sur y la Sierra Madre de Oaxaca. El poblado de Pinotepa Nacional se ubica en la franja costera sobre la carretera que conduce de Acapulco, Gro. a Puerto Escondido, Oax.

Mapa 1. Ubicación de los municipios en la Costa chica de Oaxaca.

QUIÉNES SOMOS.



Un grupo de familias residentes y originarias de la región Costa Chica de Oaxaca, principalmente de los municipios de Pinotepa Nacional, Pinotepa de Don Luis, San Juan Colorado, Santa María Huazolotitlán y Santa Catarina Mechoacán; somos, en su mayoría, hombres y mujeres campesinos y trabajadores del campo, también contamos con el apoyo de los técnicos y profesionistas originarios de esta región en la generación de las estrategias de mercadeo de nuestros productos.

CÓMO NOS VEMOS.

Aspiramos consolidar una organización local que genere estrategias exitosas de comercio justo de nuestros productos, en una Nación realmente incluyente, respetuosa, y orgullosa de sus raíces, desde una perspectiva de igualdad y desarrollo sustentable.

QUÉ HACEMOS.



Producimos con nuestras propias manos las artesanías: pozahuancos, jícaras, máscaras, jarciería, textiles en algodón y lana, cestería de carrizo y de palma, muebles, velas, cerámica de diversos barros para distintos fines, talabartería, etc. Las prendas textiles y la alfarería son artesanías que las mujeres hacemos en nuestros tiempos libres. Los hombres nos dedicamos a la jarciería, la herrería, la carpintería, la cuchillería o la talabartería. El trabajo artesanal se realiza en el ámbito doméstico, los niños comienzan a aprenderlo cerca de los seis años. Por su importancia en la economía regional, el trabajo artesanal de la palma merece una referencia especial: sombreros, petates, tenates, monederos, juguetes, escobas, bolsos de mano, etc. y todo aquello que nuestra cosmogonía nos permite consolidar en una obra de arte, con el ímpetu creativo que colma nuestras aspiraciones estéticas.

ESBOZO HISTÓRICO DE LA CONFECCIÓN ARTESANAL DE LOS MIXTECOS.

La diversidad geográfica y climática de esta región ha dado como resultado una variedad en la indumentaria tradicional. La vestimenta de los mixtecos de la Costa chica de Oaxaca consiste, para la mujer: en una enagua hecha a base de tela tejida con algodón y teñida con extracto de caracol de colores vivos con tonalidades purpúreas, mandil hecho a base de tela de algodón, un huipil hecho a base de tela de algodón y bordado a mano, y una faja con la que se sostiene la enagua. Andan descalzas y tienen un peinado especial que consiste en una especie de trenza anudada en la frente. En los hombres es común usar calzón (pieza parecida al pantalón en la usanza mestiza) hecho a base de tela tejida en telar de mano, el cotón (parecida a la camisa en la usanza mestiza) hecho también en telar de mano, sombreros de lana y huaraches de piel. La indumentaria entre los mixtecos de la Costa representa un acervo maravilloso de expresión artística, heredada de muchos siglos antes de la conquista española, en donde el arte textil indígena de todo nuestro país alcanzó un alto desarrollo. Sus técnicas complicadas y los bellos motivos estilizados que decoran los vestidos, dejan ver rica tradición que se niega a desaparecer aún con la sustitución por telas y decoraciones de tipo europeo o yankee. Gracias a la mezcla de tres razas, en la Costa chica pueden verse distintas formas y colores en la vestimenta de los habitantes.

La indumentaria es un elemento muy importante para la identidad y la cultura de todos los pueblos. En el caso de los mixtecos, la vestimenta ha sufrido cambios significativos y pérdidas a lo largo del tiempo. Aunque desde épocas pasadas, todas las prendas se han tejido en telar de cintura. La variedad de climas y el aislamiento de las distintas subregiones de la Mixteca redundaron en una diversidad de colores, adornos y estilos de los trajes típicos de los indígenas, al igual que en la manera de portar algunas prendas.

Tal es el caso del pozahuanco, el cual en algunos pueblos es más vistoso y elegante que en otros (por ejemplo, el de San Pedro Jicayán)- y el calzón masculino: en ciertas comunidades se lleva ajustado, mientras que en otras, acampanado. En la forma de vestir y en el habla, la gente de la región de la Costa reconoce de inmediato a qué pueblo o comunidad pertenece cada persona.

“En los últimos 100 años, hubo varios atentados contra los trajes típicos mixtecos. El primero de ellos se remonta a finales del siglo XIX. En el año de 1896, cuando las relaciones entre las etnias de la Costa estaban muy tensas, el juez, con el fin de amortiguar el conflicto, prohibió el uso de la vestimenta indígena en toda el área. La medida provocó desesperación y desorientación entre los hombres y las mujeres que eran encarcelados por el delito de usar su propia indumentaria. Tiempo después, en la época de la castellanización forzada, hubo autoridades municipales que reprimieron el uso de la ropa tradicional, considerándola relicto de un pasado arcaico. Finalmente, según Josefa González, del Centro Coordinador Indigenista de Jamiltepec sugirió el uso de una especie de mandil para las mujeres mixtecas de la Costa, que hasta ese momento no cubrían sus pechos. Desde entonces, las mujeres se ponen el mandil cuando van al mercado, viajan a otros lugares o reciben visitas de extraños que no entienden o no respetan sus costumbres, pero cuando están a solas con su familia, se despreocupan de usarlo” (tomado de http://cdi.gob.mx/monografias/contemporaneos/mixtecos).

Para la confección de los vestidos, los mixtecos de Pinotepa Nacional utilizamos el algodón blanco, y en algunos casos también empleamos el algodón pardo o “cuyuchi”. Para la elaboración de la vestimenta, es imprescindible la utilización del huso y el telar de cintura.

El huso

Se compone de dos partes: un palo de madera de aproximadamente 30 cm terminado en punta y un trozo semiesférico de barro, que se ensarta con la parte redonda hacia abajo. Este contrapeso, el malacate, está a veces adornado con dibujos geométricos.

Las mujeres sostienen el huso entre los dedos de la mano derecha y lo hacen girar con el pulgar y el índice. La parte más delicada y difícil del trabajo es obtener los primeros centímetros del hilo, que se desarrollan en el extremo superior del huso. Después el hilo va creciendo rápidamente y devanándose alrededor del palito. Las hilanderas llevan al cabo sus demás quehaceres sin cesar de mover el huso con los dedos de los pies, ya que están siempre descalzas.

El telar

Llamado comúnmente “telar de cintura” consta sólo de unas piezas sueltas de madera con distintas funciones. Para lograr una madeja del largo necesario, la mujer enrolla el material alrededor de dos estacas plantadas en el suelo; tiene que cruzar los hilos más o menos a la altura de las dos terceras partes del largo total. Amarra los extremos de la madeja a dos palos. Con una cuerda sujeta el palo de arriba a un horcón de la “enramada”. Ata el otro con una correa a su propia cintura, a modo de que mientras teja, sentada en el suelo, mantenga tensos los hilos con el peso de su cuerpo.

Ordena cuidadosamente los hilos de la urdimbre en dos capas sobrepuestas entrecruzadas, operación muy delicada de la que depende la uniformidad de la tela. Mete entre el enjulio inferior y el cruce de los hilos una tablilla de madera delgada y afilada, la espalda, que aprieta los hilos de la trama cuando la tejedora la jala con fuerza hacia sí, y también separa la de los hilos de la urdimbre cuando la pone vertical. La separación es indispensable, ya que la bobina es un palito sobre el cual se enrolla el hilo. Para mantener constante la anchura, usa una tablilla; conforme la tela va creciendo, la enrolla sobre el palo inferior.

Las telas que producimos tienen una limitación: la anchura. La tejedora, con la correa del telar amarrada a la cintura, no puede alcanzar con lo brazos mucha amplitud. El ancho más cómodo para tejer es alrededor de los 60 centímetros, en lo que respecta a las técnicas no hay limitación alguna.

Así como la lengua, los trajes típicos mixtecos se han conservado mejor en la Costa. Con el propósito de abaratarlos, la gente ha introducido algunos cambios en su confección: en el tejido de las prendas femeninas ya no se utilizan hilos elaborados a mano sino de fabricación industrial.

En algunos casos, los huipiles, en lugar de tejerlos en el telar, se confeccionan con manta comprada y se bordan a mano con hilos de colores, casi siempre de menor calidad que los elaborados con el telar de cintura. Además, esta prenda femenina se ha simplificado: actualmente es más angosta y menos larga; por otro lado, los bordados día con día son más toscos. El sombrero, por lo general tejido con palma y de ala corta, es una prenda inseparable de los hombres. Por su parte, las mujeres continúan usando rebozo. En algunas zonas, como la Costa chica, las mujeres ya no utilizan necesariamente rebozo, salvo en algunas temporadas de frío.












A CONTINUACIÓN UN BAGAJE DE LAS ARTESANÍAS QUE LOS MIXTECOS DE LA COSTA ELABORAMOS.

NOTA: EN LAS FOTOGRAFÍAS SE MUESTRAN LOS MODELOS QUE ACTUALMENTE TENEMOS EN EXISTENCIA Y SUS PRECIOS. ES IMPORTANTE RESALTAR QUE ESTAS PRENDAS NO SE REALIZAN EN SERIE, POR LO QUE SOLO CONTAMOS CON UNA PIEZA POR MODELO. SI HUBIERA ALGUNA QUE LE HAYA INTERESADO PERO SU STATUS ES "NO DISPONIBLE", SOLICÍTENNOSLO Y SE LO ELABORAMOS POR EL MISMO COSTO (APLICA SOLO PARA TALLAS 32 A LA 36, PARA TALLAS MÁS GRANDES SERÍA UN PEQUEÑO CARGO EXTRA AL PRECIO LISTADO).

PRENDAS PARA CABALLERO, NIÑOS Y BLUSAS DE CHAQUIRA...

¡¡NUEVOS MODELOS!! ¡¡NUEVOS!! ¡¡MODELOS NUEVOS!!

NOTA: SI BAJO LA FOTOGRAFÍA DEL MODELO NO TIENE LA EXPRESIÓN "NO DISPONIBLE", SIGNIFICA QUE AÚN PUEDE APRESURARSE A SOLICITARNOS ESA ARTESANÍA ANTES QUE ALGUIEN MÁS LO HAGA.





NO DISPONIBLE



CAMISAS Y PANTALONES

Este modelo tiene diseño unisex. Mide con el resorte hasta
55 cm de ancho (x 2) y 108 cm de largo.




Los modelos C2 y C3 NO DISPONIBLES.


Este modelo en existencia en color verde oscuro también.
Las medidas de esta prenda son 58 cm de ancho (x 2) y 73 cm de largo




BLUSAS DE CHAQUIRA


Nota: Estos modelos están hechas en aprox. Talla 36, basándonos en las tallas de las prendas comerciales. También se pueden hacer, sobre pedido, prendas con otras tallas.

B1 Y B2 NO DISPONIBLES.

BLUSAS DE MANTA, BORDADOS SIMPLES Y SOBRE LISTÓN.










Los modelos BM1 a BM8 están hechas en aprox. Talla 34, basándonos en las tallas de las prendas comerciales.

Nota: Los modelos disponibles (nuevos) se encuentran en el siguiente vínculo, para verlos presionar sobre la imagen:
Blusas de manta bordada
.


Más blusas de manta...











Los modelos BM9 a BM13 están hechas en aprox. Talla 34, basándonos en las tallas de las prendas comerciales.

Nota: Los modelos BM9 a BM13 Status: NO DISPONIBLE.